En los últimos años, el concepto de dieta o cocina Mediterránea tradicional ha adquirido gran popularidad; y se ha asociado con una baja tasa de enfermedades crónicas y una alta esperanza de vida, entre las poblaciones que tienen su dieta basada en ella.

cocina mediterránea

Con este descubrimiento, se han realizado varias investigaciones las cuales han confirmado, que además, de sus efectos benéficos no solamente en el caso de enfermedades cardiovasculares, sino también en algunos tipos de cáncer.

Es inevitable que cuando escuchamos o pensamos en la palabra Mediterráneo, lo primero que nos puede venir a la mente son perfectos paisajes soleados, las olas del mar, unas exquisitas vacaciones y, por supuesto, buena comida.  Sin embargo, hay ingredientes y tendencias culinarias que se han mezclado con la cocina mexicana en busca de beneficios para la salud.

La dieta Mediterránea corresponde al patrón de alimentación que tuvo origen en la isla de Creta, parte de Grecia y del sur de Italia a principios de los años sesenta. En la actualidad también se incluye la cocina jordana, la magrebí, la otomana y la española.Los factores históricos que comparten estas regiones son el clima y la economía, pero un factor determinante en esta área geográfica es la extensión del cultivo del árbol de oliva.

Este tipo de cocina, regularmente se caracterizan por el abundante contenido de verduras, frutas frescas, cereales, hortalizas, cereales y leguminosas; dependiendo de la zona, una cantidad variable de aceite de olivo, que es la principal grasa culinaria; un consumo moderado de alcohol, principalmente en forma de vino; un poco de pescados y mariscos; una baja ingesta de lácteos y un consumo sumamente bajo de carnes.

Los beneficios que tiene para la salud se han vuelto casi innumerables, se ha dado a conocer, que las ventajas de consumir esta dieta pueden ser consecuencia del perfecto balance que hay entre los distintos alimentos y componentes dietéticos (nutrientes y no nutrientes), que la conforman.

Si ya te comienzas a preguntar cuáles son los aportes de esta dieta en tu vida, aquí te decimos:

  • Bajo aporte en grasas saturadas.
  • Alto aporte en grasas monoinsaturadas.
  • Balanceada en ácidos grasos poliinsaturados (omega-3 y omega-6).
  • Bajo aporte en proteína animal.
  • Rica en antioxidantes.
  • Rica en fibra.
  • Rica en hidratos de carbono complejos.

Estos son solo algunos de los beneficios que tiene la dieta mediterránea para nuestra salud:

  • Disminución del colesterol total y el LDL (de baja intensidad).
  • Incremento del colesterol HDL (beneficioso para la salud).
  • Aumento de la capacidad antioxidante del organismo.
  • Eleva los niveles de vitamina C, E, beta-caroteno y polifenoles en la sangre.
  • Disminuye los niveles de presión arterial, porque tiene poco sodio y es abundante en potasio y fibra.
  • Ayuda a la desintoxicación de sustancias en el hígado.
  • Disminuye el riesgo de trombosis, actuando sobre los mecanismos de la coagulación.
  • Protege a las arterias, dilatándolas y estimulando la producción de la enzima óxido nítrico sinterasa del endotelio (capa interna de las arterias).
  • Disminuye las reacciones inflamatorias.
  • Modifica la expresión de los genes, haciendo que sean más saludables y aumenta la capacidad inmunitaria de defensa.

Si bien podemos confirmar que la cocina mediterránea, es una dieta saludable para la salud, ya que su base de alimentación, aporta todos los nutrientes y vitaminas que necesarios.

Antes de terminar, debemos dejar en claro, que las dietas mediterráneas no están perfiladas para la reducción de peso. Esta está, más bien diseñada para simplemente  mejorar la salud, especialmente la salud del corazón.  Se trata de mantener unos hábitos alimenticios muy saludables donde, gracias a sus componentes y a sus hábitos, regularemos nuestro peso excluyendo todo aquello que nos puede hacer engordar, o incluso enfermar.

Más que ser solo una valiosa herencia cultural, rica y saludable. Es un estilo de vida equilibrado que recoge recetas, formas de cocinar, celebraciones, costumbres, productos típicos y actividades humanas diversas.

Tanto la cocina Mediterránea, como la Mexicana, han sido nombradas por la UNESCO inscribiéndolas como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Si aún no te animas a probarla, te recomiendo que lo hagas, para que estés más saludable que nunca.

Comments

Leave A Comment

Abrir chat